La Gran Ciudad

Gran Ciudad

La gran ciudad es una maraña de casas, plataformas, escalas, cuerdas, pasarelas y todo tipo de construcciones que se aferra a la parte más elevada de la Espira de la Gran Ciudad, una monumental obra de procedencia desconocida que sobresale unos 4 km y medio desde el suelo. El material de la Espira de la Gran Ciudad es de origen desconocido y es completamente impenetrable. Se desconoce su extensión real, origen y antigüedad. Está compuesta por 15 niveles (y unas dos docenas de subniveles tanto auxiliares, menores o temporales) en los cuales predomina una construcción enochiana con forma de cubo. Otras muchas construcciones, con los años, se han ido sumando a la Gran Ciudad, dándole el aspecto caótico de una intrincada y enmarañada urbe.

La Gran Ciudad ha ejercido como refugio de prácticamente cualquier expatriado, apátrida, y mercader con ganas de permanecer fuera de la vigilancia de otras organizaciones, ciudades estado (particularmente las Berlaritas) o gremios.

En un centro de comercio de toda la Meseta Nacar y tiene fama de ser un lugar, en donde si no haces barullo o llamas la atención de los enochianos, se puede pasar desapercibido.

La Gran Ciudad

Hoja en blanco TelArin TelArin